¿Qué es el VRS y cómo evita que su bebé lo contraiga?

December 20, 2018
By: NHRMC
baby

Si usted supiera que un virus muy común y contagioso podría enviar a su bebé al hospital, haría todo lo posible para protegerlo. Sin embargo, muchas personas no están conscientes de la amenaza que el virus respiratorio sincitial (VRS) representa para los niños pequeños.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), en Estados Unidos, todos los años, se hospitalizan a más de 57,000 niños de menos de 5 años de edad a causa del VRS. Estas hospitalizaciones se deben principalmente a las graves infecciones pulmonares que el VRS puede provocar.

El Dr. Michael Stoiko, médico de cuidados intensivos pediátricos en el New Hanover Regional Medical Center (NHRMC), dijo que la temporada de VRS de este año ha sido particularmente mala.

Las personas con el sistema inmune debilitado, aquellas que tienen enfermedad pulmonar crónica y los ancianos también pueden ser susceptibles a contraer una enfermedad grave causada por el VRS.

El VRS puede propagarse fácilmente durante la temporada navideña, puesto que las personas visitan a sus familiares, abrazan a sus seres queridos, están rodeados de muchas personas al hacer las compras o asistir a eventos, y entran en contacto con superficies que muchas personas tocan al viajar en aviones o trenes.

También puede propagarse a través del contacto directo simple, como estrechar la mano.

Algunos de los síntomas del VRS son:

  • Fiebre
  • Falta de apetito
  • Secreción nasal
  • Tos
  • Sibilancias
  • Dificultad para respirar

"El VRS comienza con una secreción nasal que se traslada a las vías respiratorias y mata las células a medida que avanza. El próximo síntoma en desarrollarse es la tos, seguida de dificultad para respirar", explica el Dr. Stoiko.

El Dr. Stoiko también indica que los bebés que tienen VRS pueden presentar un aumento en el reflujo y que algunos bebés con este virus nunca desarrollan fiebre.

Dice que, por lo general, las personas que tienen VRS presentarán la enfermedad en su máxima expresión durante cuatro a cinco días, y luego mejorarán, pero seguirán enfermas por unas cuantas semanas.

Una de las cosas que hacen que el VRS sea tan peligroso es que, en los niños grandes y adultos, el virus puede causar síntomas tan leves que las personas no se ven lo suficientemente enfermas como para evitar entrar en contacto con los demás.

Formas de mantener a su bebé a salvo:

  • Lávese las manos a menudo y enseñe a los niños pequeños a hacer lo mismo
  •  Evite el contacto con personas enfermas
  • Siempre que sea posible, mantenga a su niño alejado de las multitudes
  • Pídales a las personas que eviten tener contacto directo con su bebé, como darle besos
  • Pídales a las personas que quieran cargar o tocar a su bebé que se laven las manos antes de hacerlo
  • Desinfecte las superficies que se tocan frecuentemente
  • Lave los juguetes con regularidad
  • Nunca comparta con otros los vasos
  • Mantenga a los niños más grandes y demás familiares alejados de su bebé si estos presentan síntomas del VRS

El Dr. Stoiko alienta a los padres a estar muy atentos y ser precavidos, especialmente durante los primeros meses de su bebé, pero sin llegar a ser excesivamente paranoicos con el VRS.

"La mayoría de los niños contrae el VRS antes de los dos años de edad. De hecho, noventa y siete por ciento de los niños de dos años poseen anticuerpos para el VRS, lo que indica que han estado expuestos al virus".

El VRS puede sobrevivir en las manos por más de 30 minutos y puede vivir hasta 6 horas en superficies como juguetes, teclados y pomos de puertas. El VRS se propaga ampliamente mediante el contacto. El Dr. Stoiko menciona a los centros de cuidado infantil, carritos de compras y guarderías como sitios de exposición comunes.

Durante las fiestas, es importante recordarles a los familiares que están en la ciudad para visitar a un bebé recién nacido que se laven las manos, eviten besar al bebé e, incluso, que se queden en casa si están enfermos.

Si su bebé presenta respiración superficial, poco apetito, está menos activo que de costumbre, tiene síntomas de resfriado que parecen graves, tos superficial, o si parece estar más quisquilloso o irritable de lo usual, debe contactar a su médico.

Debe buscar atención médica inmediata si su bebé tiene fiebre alta, dificultad para respirar o si nota que su niño tiene una tonalidad azul alrededor de los labios o en las uñas, puesto que esto puede indicar que su bebé no está obteniendo suficiente oxígeno.

No existe cura para el VRS, de manera que lo único que puede hacerse por las personas que lo contraen es brindar tratamiento a los síntomas. Los niños pequeños con síntomas graves causados por el VRS pueden necesitar asistencia respiratoria o tratamiento para la deshidratación.

En el caso de adultos y niños grandes, el VRS no suele ser causa de preocupación. Sin embargo, en el caso de los niños pequeños, personas con el sistema inmune debilitado y ancianos, el virus puede provocar infecciones que ponen en riesgo la vida o, incluso, infecciones mortales.

Por tal razón, durante esta temporada navideña, lávese las manos a menudo, y recuerde contagiar la alegría, no las enfermedades.

Categories: Your Health

Comments

Make a Comment
*
 
Captcha

 
*